La gestión del riesgo se basa en identificar, analizar y cuantificar las probabilidades de pérdidas que se desprenden de un evento que acarrea un impacto negativo en la organización, así como de las acciones preventivas, correctivas y/o reductivas que deben llevarse a cabo para mitigarlo.

Dado lo anterior, nuestras soluciones son:

  • Levantamiento de la situación actual de los riesgos de la empresa.
  • Diagnóstico inicial del nivel de riesgo por cada rubro analizado.
  • Desarrollo de modelos de alertas tempranas preventivas y controles tropicalizados para cada riesgo.
  • Análisis forense de eventos que han representado pérdidas para la empresa.

La administración del riesgo no debe depender sólo del Directorio y de la línea gerencial, debe ser un proceso continuo de identificación de problemas potenciales y de búsqueda del mecanismo de prevención idóneo. Las razones son las siguientes:

  1. Es el personal operativo el que se enfrenta día tras día con los agentes potenciales de riesgo, y también son ellos los que deben estar preparados para mitigarlos.
  2. Hoy en día, el marco de la Responsabilidad Social Empresarial tiene cada vez más peso en la imagen de una Organización hacia los Stakeholders. Ello hace que gestionar el riesgo desde todos los puntos de vista se convierta en una obligación no sólo legal sino también de marca.
  • Para el desarrollo de las soluciones, empleamos la metodología COSO aunada a modelos de auditoría y gestión de procesos.
  • Nos aseguramos que el modelo de alertas tempranas quede fusionado al Sistema de Gestión de la empresa.
  • Hacemos la evaluación de los riesgos en función de su potencialidad considerando la alineación de las acciones a los objetivos de corto, mediano y largo plazo de la empresa.
  • Nos aseguramos en dejar un programa de despliegue claro y sencillo que lleve a la compañía a controlar sus riesgos.
  • En caso de solicitarse, también somos implementadores de soluciones.

Socio

La administración del riesgo no debe depender sólo del Directorio y de la línea gerencial, debe ser un proceso continuo de identificación de problemas potenciales y de búsqueda del mecanismo de prevención idóneo.