Cuando las competencias de nuestro personal están alineadas con aquellas requeridas por sus puestos, tienen una mayor predisposición a mostrar conductas que lo ayudan a lograr sus resultados de una manera más sencilla y con menos supervisión.

Un colaborador competente debe reunir tres características, dos de ellas enmarcadas dentro del concepto “habilidades duras” como son las habilidades y el conocimiento y otras relacionadas con la actitud de cada individuo, englobadas dentro de lo que se conoce como “habilidades blandas”.

Manejamos un portafolio de modelos de gestión de competencias, cuya efectividad ha sido validada a nivel mundial, que nos permiten adaptarnos a las necesidades específicas de su empresa tales como:

  • Gestión por Competencias / Martha Alles
  • Modelo de Competencias / Lominger

“Las habilidades blandas no pueden computarizarse ni sistematizarse, es por ello que evaluarlas y potenciarlas se convierte en una necesidad cada vez mayor entre las organizaciones.”

 

  • Diccionario de Competencias
  • Evaluación de Competencias
  • Talleres de Desarrollo
  • Coaching

Testimonio

Con el apoyo de Noval Consulting logramos ejecutar las siguientes actividades: definición del diccionario de competencias, identificación de competencias por puesto, evaluación de competencias para el personal y evaluación de gerentes.

Giulio Valz-Gen Gerente General

Socio

Si bien la gestión vía procesos e indicadores nos permite normar nuestra operación, la gestión por competencias permite alinear la estrategia de la empresa con el resto de escenarios o situaciones en los que los procedimientos no llegan, ya que se enfoca en las propias conductas del personal que en el tiempo se convierten en hábitos y constituirán parte de la cultura organizacional.